fbpx

La Kalapurka, una sopa que arde con mucho sabor

La kalapurka o calapurca (del aimara qala phurk’a es un platillo conocido en distintos países que corresponden a la región andina. Si bien tiene variantes en cada uno de estos territorios, la mayoría implementa un método sorprendente que los acompaña: calentar esta sopa con piedras que han sido calentadas a las brasas. ¿Habías oído hablar de ella?

Esta manera tan peculiar de calentar los alimentos se originó en la época precolombina en Los Andes. Es más, se tienen indicios de que se comenzaron a hervir alimentos de este modo, antes de la aparición de la cerámica, “en recipientes que permitieron contener agua, como cestas de cuero, calabaza o madera durante el periodo arcaico”. 

Con respecto a su procedencia, se afirma que el término “calapurca” proviene del idioma quechua, descendiendo de pueblos indígenas originarios que habitaron las zonas de Argentina, Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador y Perú. Sin embargo, otros afirman que tiene más sentido asociar el nombre a la cultura aimara, también procedente de pueblos indígenas originarios que se concentraron en Bolivia, Perú, Chile y Argentina. Significaría lo siguiente: …“qala, ‘piedra’, y phurk’a, ‘asar’, ‘en las brasas’ o ‘en rescoldo’.

Kalapurka - Potosi - Bolivia es turismo
Foto: Bolivia es Turismo

Kalapurka en Bolivia

Ahora que conoces este platillo de manera general, déjanos contarte que es típico del departamento de Potosí, una región en la que se puede degustar diversos platos que datan de la época colonial o republicana. Estos tienen mucho en común como el fuerte sabor picante, ingrediente que ayuda al cuerpo a entrar en calor ante el clima frío que caracteriza al territorio ubicado a una altitud por encima de los 4.000 metros sobre el nivel del mar.

Uno de los platillos más exóticos, es la kalapurka, preparada con harina de trigo retostada. Esta es una sopa espesa que además se elabora con carne desmenuzada (de cualquier tipo, pero se emplea mayormente la de llama), maíz, ajo, cebolla, papas, sal, aceite y el toque final, piedras que arden ante las brasas. Este último elemento es el más importante de la sopa, pues dicen que el secreto está en la piedra, la cual “debe estar perfectamente lavada y calentada a una temperatura elevada para ponerla dentro del plato justo antes de servir la sopa”.

Entre los ingredientes existen especificaciones, aunque pueden variar dependiendo del territorio y la mano que la prepare. Se nombran las papas sipancachi, harina de maíz willkapuru y añadir ají colorado, cebolla, ajo. Todo esto es sazonado con orégano, sal, comino, pimienta, chachacoma (una hierba con sabor parecido al pino), pupusa, entre otros.

Kalapurka | Los Tiempos
Foto: Los Tiempos

Los expertos, residentes en el territorio del que es típica, indican que la kalapurka se encuentra “entre los preparados coloniales nacidos en el área rural del departamento de Potosí”. Con el pasar de los años, esta sopa sigue siendo un símbolo latente de su gastronomía y se reconoce también como “una lawa cocinada con las piedras calentadas en brasas ardientes” que se prepara tanto en fechas importantes (Navidad, Semana Santa, Carnavales, etc.) como en días normales, puedes encontrarla durante todo el año. 

Lo regular es ver que, en los restaurantes potosinos, la lawa se sirve en platos de barro cocido acompañados de la famosa piedra que provoca la ebullición de la misma. Muchos dicen que al verla a uno le da la impresión de estar frente a la boca de un volcán en erupción.

Como verás, este platillo mantiene las técnicas ancestrales aplicadas por nuestros antepasados, además de la sazón que distingue a nuestra gastronomía. Si tienes la oportunidad de probarlo, te recomendamos que disfrutes de sus ingredientes y, por supuesto, la experiencia que lo acompaña.

¿Ya habías probado kalapurka?

Fuentes: Los Tiempos, Mi Gelatina, Fundación CODESPA, Página Siete

Compartir en:

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on email
Share on whatsapp
Share on pocket