Macarrones de pasankalla

La versatilidad de los productos bolivianos logra que estos puedan ser implementados en técnicas de alta pastelería francesa con un resultado tan fácil y delicioso como estos macarrones de pasankalla.

Sorprende a tus amigos y familiares con esta receta dulce.

Para los macarrones:

  • 65 gr. azúcar en polvo
  • 45 gr. polvo de almendra
  • 5 gr. polvo de pasankalla
  • 1 clara de huevo
  • 1 pizca de sal
  • 30 gr. azúcar
  • 15 ml. agua

Primero procesar las almendras españolas lo más fino posible y cernir. De la misma manera procesar y cernir las pasankallas para obtener un polvo fino.

En una cacerola colocar los 30 gramos de azúcar blanca granulada con los 15 ml de agua, dejar a fuego medio-bajo hasta que el almíbar burbujee lentamente, no debe adquirir color caramelo, debe llegar a punto hilo.

Mientras se hace el almíbar, batir las claras con una pizca de sal a punto nieve.

Una vez listo el almíbar, agregarlo en forma de hilo a las claras a punto nueve mientras se siguen batiendo, subir la potencia de la batidora y continuar batiendo hasta que el bowl se enfríe por completo. Así obtenemos un merengue italiano, debe quedar brilloso y de pico duro o consistente.

En otro bowl agregar el azúcar en polvo cernido, el polvo de almendras y el polvo de pasankalla, mezclar. Agregar un poco del merengue italiano a los secos, para primero texturizar, luego terminar de agregar todo el merengue y mezclar con movimientos envolventes, hasta obtener una textura brillosa y semi pastosa, no liquida.

Manguear sobre silpat o papel manteca de forma intercalada, para que la cocción sea la correcta, decorar con polvo de pasankalla y dejar reposar a temperatura ambiente por 25 – 30 minutos. Finalmente hornear a 140 grados Centígrados por 11 – 12 minutos.

Para el relleno:

  • 57 gr. queso crema
  • 7 cditas. pasankalla en polvo
  • 1/2 cdita. azúcar en polvo
  • 1 cdita. de limón
  • 1/4 cdita. de vainilla
  • 1 1/4 cdita. leche
  • 1 cda. crema a punto yogurt

En un bowl colocar el queso crema y batirlo a punto pomada, agregar la pasankalla en polvo, el azúcar en polvo y mezclar. Luego añadir el jugo de limón, la esencia de vainilla, la leche e integrar y por último agregar la crema de leche batida a punto yogurt y mezclar con suavidad.

Manguear el relleno en las bases de los macarrones, tapar y están listos para servirse.

Deja un comentario

Volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: