fbpx

Cero Desperdicio: 8 recetas para utilizar cada parte del mango

El mango es una fruta tropical muy querida por su delicioso sabor, una vez que lo pruebas ya no puedes parar. Además, su pulpa es un gran ingrediente para preparar recetas exquisitas, pero no solo ella, sino también las partes que solemos desechar como la pepa y la cáscara. Para que estés mucho más convencido y sigamos aprovechando cada elemento de este fruto, vamos a mostrarte que poder utilizarlas no es su única virtud, sino que llevan consigo varios beneficios.

Vamos parte por parte:

Pulpa

  • Una sola pieza de mango de 200 g aporta la cantidad diaria recomendada de vitamina C (unos 60 mg) y el 60% de la vitamina A, en forma de betacaroteno y 2,3 g de vitamina E, el 23% de la cantidad recomendada.
  • Lleva grandes proporciones de magnesio y potasio.
  • Aporta sustancias como ácidos tartárico y málico ayudan a contrarrestar el efecto de los residuos metabólicos de naturaleza ácida.
  • Es útil para proteger la piel, las mucosas, los ojos y el corazón frente a la acción de los radicales libres gracias a su contenido en betacaroteno.
  • Los minerales que contiene aportan en el control de la presión arterial, favorecen la eliminación de líquidos y el buen funcionamiento de los riñones.
  • Contiene enzimas que propician la asimilación de los macronutrientes y “ablandan” y “purifican” el estómago y los intestinos gracias a que es fácil de digerir.
  • Los minerales y vitaminas antioxidantes que lleva consigo, junto con los compuestos fenólicos, ayudan al sistema inmunitario a prevenir y luchar contra las enfermedades.

Semilla

  • Ayuda a mantener el esmalte de nuestros dientes.
  • Puede ayudar a desinflamar la garganta y sanar problema de tos.
  • Lucha efectivamente contra problemas digestivos y elimina la acidez estomacal.
  • Gracias a su alto contenido de fibra (más del 20%), puede considerarse como un valioso recurso energético.
  • Ademas, aportan gran cantidad de minerales como magnesio, potasio, fósforo, calcio y sodio. 

Cáscara

  • Posee una gran cantidad de betacarotenos, los que se sintetizan y transforman en vitamina A; además, tiene altos niveles de Vitamina C, fibra, magnesio y potasio.
  • Es rica en mangiferina, noratriol y resveratrol, que son poderosos antioxidantes, los cuales pueden conferir protección contra el cáncer y otras enfermedades.
  • Contiene compuestos como antocianinas y carotenoides, potentes antioxidantes que ayuda a retrasar el envejecimiento y nos protegen de las variedades de enfermedades. 
  • Tiene enzimas únicas que estimulan la formación de fibras – colágeno y la elastina que son responsables de la elasticidad de la piel.
  • Es una gran fuente de polifenoles, carotenoides, fibras dietéticas y otros compuestos bioactivos que poseen varios efectos benéficos para la salud humana.

Ahora que ya conoces sus beneficios, ¡es hora de las recetas!

¿Te gustaron? ¡Verás que no vas a arrepentirte de probarlas!

Compartir en:

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on email
Share on whatsapp
Share on pocket