fbpx

Los mitos sobre los horarios alimenticios que siempre creíste que eran ciertos

Por muchas razones, los mitos sobre la comida y específicamente sobre los horarios alimenticios se han hecho muy populares a lo largo de los años, condicionando nuestro comportamiento de alguna manera o haciendo que nos equivoquemos en el proceso. No te asustes, no son de vida o muerte, algunos son incluso debatibles, pero desmentirlos hará que estés más tranquilo y puedas repensar tus hábitos.

Comer cada tres horas te hace bajar de peso

Esta no es una regla obligatoria, más bien debería ser una opción, pues es mucho mejor que escuches a tu cuerpo y decidas comer cuando realmente tienes hambre. No te decimos que comas cada cinco minutos, pero tampoco se trata de pensar que romper estas tres horas es realmente algo malo y que el objetivo que suelen atribuirle de «activar» el metabolismo y perder peso de manera rápida no sucederá. 

No te sientas esclavo, tendría que bastar con que comas tus alimentos en cantidades adecuadas y que claro, lleves una dieta saludable. Se supone que si nuestra dieta se compone de alimentos realmente nutritivos no deberíamos necesitar comer tan a menudo. 

La verdadera pérdida de peso se produce cuando, en nuestro diario vivir, comemos de manera saludable y hacemos ejercicio.

Debes comer inmediatamente después de un entrenamiento

Este es un mito muy recurrente entre las personas que realizan deporte y creen firmemente que tomar o comer una buena dosis de proteínas es imprescindible después de realizar las actividades y antes de que transcurran 45 minutos posteriores. Sin embargo, la revista de la Sociedad Internacional de Nutrición Deportiva, nos dice que esto es un mito. 

Se debe a que lo lo que se destaca como verdaderamente importante es que la alimentación del deportista sea nutritiva en general, pero no necesariamente que se produzca inmediatamente después de la práctica deportiva. Eso sí, es natural que surjan muchas ganas de comer luego de ejercitarnos, pero no es una norma.

Saltarnos alguna comida hace que adelgacemos

Esto sí que lo tienes que borrar de tus prácticas, pues no es más que un mito reforzado por las empresas que venden productos “light” para reemplazar algunos de sus productos por la comida. En realidad, cuando sometemos a nuestro cuerpo a ayunos injustificados obligamos a que utilice recursos de emergencia que ralentizan el consumo de calorías y la pérdida de grasa, así que puede pasar lo contrario a bajar de peso. 

No obstante, si utilizas el ayuno como herramienta terapéutica y bien controlada por un experto en la materia, no deberías tener estos efectos. Pero si no es el caso, no es natural ni bueno que nos saltemos comidas o las sustituyamos por productos que juran “nutrirnos” aunque no siempre sea cierto.

Comer a deshoras el fin de semana puede hacer que engordes

Consumir bebidas energéticas a cualquier hora del día

Las empresas que venden estos productos no describen este punto importante, pues en las publicidades se ve que se lo consume a cualquier hora del día para recargar energías. Sin embargo, esto es bastante perjudicial, pues la energía que estas bebidas nos otorgan siempre tendrá que pagarla nuestro cuerpo de alguna manera.

Esto porque los excitantes que contienen activan nuestro sistema nervioso de manera artificial. Y, por si fuera poco, las cantidades de azúcar que nos aportan pueden desequilibrar demasiado nuestro organismo.

Sí o sí se debe tomar un desayuno abundante a primera hora del día

Al parecer, estudios han revelado que esta afirmación no es necesariamente cierta o al menos no es una norma universal. Un estudio de la American Journal of Clinical Nutrition explicó que la mayoría de investigaciones sobre saltarse la hora del desayuno y aumento de peso se llevaron a cabo con la intención de forzar su relación, asegurando que importa mucho más la alimentación en todo el día que llevan los niños y no centrarse en una sola comida.

A lo que vamos es a que, tomar o saltarse el desayuno no es más importante que lo que comes, la cantidad que comes y qué estilo de vida llevas a diario. No decimos que el desayuno no sirve para nada, pero repetimos, escuchar a nuestro cuerpo es importante a medida que no lo descuidemos, sin extremos.

Comer a deshoras el fin de semana puede hacer que engordes

Es una abominación comer horas antes de irte a dormir

Muchos afirman que comer horas antes de acostarse, provoca que las calorías se almacenen automáticamente en forma de grasa haciendo que subas de peso. Esta norma no es más que una táctica para regular nuestros hábitos alimenticios, lo que significa que no es mala, pero debemos conocer las razones verdaderas. 

Pasa que decir que “no puedes comer muy poco antes de dormir” y comer a horas establecidas ayuda a controlar las calorías totales y a evitar hábitos que pueden terminar siendo autodestructivos. Eso sí, este consejo puede ir también (y más adecuado) a las personas que padecen problemas digestivos, como el reflujo para no agravar la indigestión y la acidez estomacal.

Para finalizar, se debe aclarar que estos mitos, si bien en su mayoría no han sido creados con malas intenciones, pueden ser aún seguidos, ero no son reglas estrictas que se deben cumplir obligatoriamente o habrá graves consecuencias. Más que estas normas, lo que debe regir tu vida son los buenos hábitos, que comas cuando realmente sientas hambre y no ansiedad, elegir productos naturales con muchos beneficios y mantener una vida activa.

Fuentes: Crear Salud, Gizmodo, 

Compartir en:

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on email
Share on whatsapp
Share on pocket