¡No lo botes! 9 maneras creativas de usar las sobras

¿Cuántas veces has mirado en el refrigerador y descubierto, en la parte de atrás, un contenedor que ha estado escondido allí durante semanas, pasado por alto y olvidado? ¿Te has sentido mal por dejar las sobras de hace dos días sin atender?

Por todo tipo de razones, ambientales, sociales y financieras, tiene sentido que nos volvamos más inteligentes sobre el uso completo de los alimentos que compramos. Y eso significa ser más inteligente con las sobras. Aquí hay 9 consejos para usar esos extras:

1 Crear restos a propósito.

Cuando estés planeando comidas, piensa en lo que pueden convertirse los extras. Es un verdadero ahorro de tiempo y presupuesto: si preparas el doble de las verduras que necesitarás para el almuerzo de este día, tendrás el punto de partida para un plato de sopa o pasta más adelante en la semana. Anticípate usando sobras de pollo asado en sándwiches; cocina el doble de arroz que necesites y congela el extra para usarlo más tarde.

2 Guarda las sobras de manera inteligente.

Los contenedores de vidrio no solo son reutilizables y sostenibles; te permiten ver lo que hay dentro. De esa manera, es menos probable que pierdas el rastro de las sobras. Para congelar, use bolsas con cierre hermético (que se pueden lavar y reutilizar), y etiqueta y fecha el contenido en un trozo de cinta.

3 Dedica una noche de sobras.

Si encuentras que tu refrigerador o congelador están llenos hasta el tope con restos de comida, comprométanse a “comerse el refrigerador” una noche a la semana.

4 Convierta la cena en almuerzo.

Otro ahorro de dinero y tiempo para las personas ocupadas: guarde una porción de la cena que se puede almorzar en un recipiente y empaquétela para el almuerzo del día siguiente. Con un poco de planificación y sin esfuerzo adicional, puede crear una semana de almuerzos saludables para llevar al trabajo.

5 Piense en “ingredientes”, no en “sobras”.

Convierta pasta extra o vegetales cocidos en una frittata. Mezcle las verduras cocidas con una lata de tomates enteros y cree una salsa llena de verduras para la pasta. Cree burritos con restos de arroz cocido, carne y verduras, y cúbralos con salsa.

6 Hacer sopa.

Las verduras al vapor, asadas o a la parrilla que sirvió como guarnición una noche pueden convertirse en sopa otro día. En una licuadora, haga puré las verduras con 3 o 4 tazas de caldo de verduras o pollo, luego caliente la sopa en una olla. Sazone al gusto con sal y pimienta, y termine la sopa con un poco de pesto, aceite de oliva o crutones.

7 Salvar el pan duro.

Si esa hogaza de buen pan de panadería pierde su frescura después de un día o dos, haga lo que hacen los italianos: cortar la hogaza en dos, rociarla con buen aceite de oliva y frotarla con el lado cortado de un tomate maduro partido por la mitad. Sazone el pan con sal y pimienta, envuelva en papel de aluminio y hornee hasta que esté tibio.

8 Guarde los restos de vegetales.

Como alternativa al compostaje, mantenga restos de vegetales para hacer caldo. Mantenga una bolsa con cierre hermético de un galón en el congelador y agregue adornos: tapas de zanahoria e hinojo, extremos de cebollas o puerros, núcleos de tomate, tallos de hierbas y verduras, mazorcas de maíz y similares. Cualquier producto que haya pasado su mejor momento en el refrigerador también puede entrar. Cuando la bolsa esté llena, descongele el contenido, colóquela en una olla y agregue agua para cubrir. Cocine a fuego lento durante 2 horas, cuele, y tendrá un caldo de verduras mejor que el comprado en la tienda (que se puede congelar en la misma bolsa de galones).

9 Hacer porciones y guardar.

Muchos productos alimenticios vienen en tamaños extra grandes, que pueden ser más económicos. Si no va a usar todo ese pan rebanado de inmediato, por ejemplo, separe la hogaza en porciones que su familia usará en un día, congele el resto. Tortillas, pan de pita y artículos similares se pueden guardar de la misma manera. Del mismo modo, divida los grandes paquetes de carne que ahorran dinero en porciones y congele.

¿Qué consejos tienes tú para aprovechar las sobras?

Deja un comentario

Volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: