fbpx

Con la piña hasta en la sopa…literalmente: Todas las maneras de utilizar la piña en la cocina

La piña, una refrescante fruta tropical no nos sirve solamente para comerla en su formato original, a esta la podemos implementar en toda clase de platillos. Las opciones van desde platos fuertes, postres, bebidas y hasta sopas.

Checa todas las recetas que te proponemos:

Sushi con piña 

Ingredientes:

  • 500 gr. de arroz para sushi
  • 2 cucharadas de sal
  • 4-5 cucharadas de vinagre de arroz
  • Agua
  • 1 pepino
  • Media piña
  • Alga nori
  • Wasabi o la salsa de tu preferencia
  • 2 cucharadas de azúcar
  • Salmón o cualquier pescado fresco previamente congelado

Preparación:

En primer lugar, limpiamos el arroz en un bol y dejamos secar en una bandeja extendido durante al menos 1 hora. Mientras, podemos ir preparando el resto de ingredientes de nuestro sushi. 

Pelamos y cortamos el pepino, el pescado fresco (previamente congelado) y la piña dejándolo en tacos que después podremos introducir en el rollito de alga nori. 

Una vez pasada una hora y manteniendo siempre los ingredientes en frío, ponemos en una olla el arroz y añadimos a su vez la misma cantidad de agua. Una vez en la olla y antes de que empiece a hervir, removemos para que no se pegue, en adelante no removeremos más. Dejamos hervir a fuego fuerte entre 4-5 minutos y entonces bajamos el fuego otros 10-12 minutos. 

Mientras reposa el arroz preparamos la mezcla nipona que le da ese toque tan especial. Echamos el vinagre de arroz, el azúcar y la sal en un cazo hasta que se disuelva. Entonces, vamos echando con cuidado el arroz y mezclando de manera homogénea. Si puedes enfriar el arroz con aire frío es lo idea, sino dejamos reposar. 

Para montar los “makis” simplemente tendrás que colocar el alga nori encima de la esterilla, extender arroz con suavidad y rellenar la parte centrar con los ingredientes previamente cortados. Una vez acabado recorta el rollito, sólo queda que elijas la salsa que más te guste y listo, ¡Nori de Salmón, piña y pepino!

Piña a la plancha con yogurt

Resultado de imagen de piña a la plancha con yogurt

Ingredientes:

  • 2 rodajas de piña natural;
  • 1 cucharada de aceite de oliva virgen extra;
  • 1 cucharadita de stevia;
  • 2 cucharadas de zumo de limón;
  • 1 yogur desnatado 0% natural;
  • menta o hierbabuena fresca

Preparación:

Retiramos la piel de las rodajas de la piña con un cuchillo y cortamos cada rodaja en cuatro partes. Los doramos en una sartén con la cucharada de aceite. Unos dos minutos por cada lado. Reservamos.

Mezclamos la stevia con el zumo de limón y regamos la piña reservada con ello. Reservamos en el frigorífico.

En el momento de servir escurrir la piña y servirla acompañada del yogur.

Sopa refrescante de piña con costrones de clara

Resultado de imagen de sopa de costrones de clara y piña

Ingredientes:

  • 1/2 piña 
  • 2 cucharadas de azúcar
  • 1 clara de huevo
  • 50 gr. de chocolate de cobertura
  • 2 gr. de hojas de gelatina
  • 100 ml. de nata
  • un chorrito de ron
  • agua
  • canela en polvo
  • hojas de menta.

Preparación:

Mezcla la clara con el azúcar glas, añadiéndolo poco a poco hasta que quede una pasta homogénea y consistente. Vierte sobre una hoja de papel de horno, cubre con otra hoja y extiende la masa con la mano, hasta que quede una capa fina. Introduce en el horno a 80º C., durante 1 hora. Una vez frío, trocea en porciones irregulares.

Pon la gelatina a remojo en un bol con agua. Pon a reducir en un cazo un poco de agua y el azúcar, diluye la gelatina en este jarabe.

Pela la piña y lícuala para extraer su jugo. Mezcla el zumo con el jarabe con la gelatina y un chorrito de ron. Introdúcelo al frigorífico y espera a que la sopa espese ligeramente.

Monta la nata ligeramente. Y ralla el chocolate para obtener una virutas.

Sirve la sopa de piña con los costrones de clara, unos hilos de nata, unas virutas de chocolate y un poco de menta.

Pollo con salsa de piña y miel

Ingredientes:

  • 250 gramos de piña natural
  • 3 dientes de ajo
  • 15-20 gramos de jengibre fresco
  • 60 gramos de miel
  • 80-100 gramos de salsa de soja
  • 4 ramitas de cilantro fresco
  • 1 locoto (opcional)
  • 1 c/s de aceite de sésamo (opcional)
  • 1/2 c/c de sal
  • pimienta negra
  • aceite de oliva virgen extra
  • 4 pechugas de pollo.

Preparación:

Empieza preparando los ingredientes para la salsa de piña, corta la fruta bien pequeña a cuchillo, recogiendo el jugo que desprenda. Pela los dientes de ajo y el jengibre y pícalos también muy pequeños. Pon los tres ingredientes en un cuenco.

Añade la miel, la salsa de soja (empieza poniendo unos 80 gramos y después si hace falta añade más). Pica el cilantro e incorpóralo a los ingredientes de la salsa, añade el locoto (si la añades entera la podrás retirar después si sólo quieres darle un punto picante suave), el aceite de sésamo, la sal y pimienta negra al gusto. Mezcla bien y prueba por si es necesario rectificar de sal, de acidez, de dulzor…

Prepara las pechugas de pollo, retírales la posible grasa que puedan tener y úntalas con aceite de oliva virgen extra. Pon una sartén a calentar y hazlas a fuego medio para que se hagan bien por dentro y se doren por fuera, procurando que queden jugosas.

Cuando falten unos cinco minutos para retirar el pollo de la sartén, incorpora la salsa de piña, soja y miel, sube el fuego para que la salsa reduzca y caramelice.

Puedes hacer un poco de arroz aromático (basmati, thai, jazmín…) para acompañar este plato.

Para servir la pechuga de pollo con salsa de piña, puedes cortarla previamente en rodajas. Como base se puede servir un poco de arroz, encima coloca el pollo y adereza generosamente con la salsa de piña. Sirve enseguida y ¡buen provecho!

Torta de piña

Resultado de imagen de torta de piña

Ingredientes:

  • 250 gramos de margarina
  • 1½ tazas de azúcar (300 gramos)
  • 4 huevos
  • 3 tazas de harina preparada
  • 1 cucharadita de polvo de hornear
  • 1 lata de piña en almíbar (en rodajas)
  • 1 taza de jugo de piña
  • Guindas o cerezas confitadas (opcional)
  • Para el caramelo:
  • 3 cucharadas soperas de margarina
  • 2 tazas de jugo de piña
  • 1 gota de zumo de Limón
  • 3 tazas de azúcar (600 gramos)

Preparación:

Para comenzar, usar la batidora para batir la margarina hasta que este cremosa. Luego, agregar el azúcar poco a poco hasta que se disuelva, y luego las yemas de los huevos una por una para que se mezclen bien. Reservar las claras de los huevos para usarlas después.

Ir añadiendo la harina y el polvo de hornear, previamente cernidos o tamizados, junto con el jugo o zumo de piña. Recuerda guardar un poco del jugo para hacer el caramelo. En este paso es importante mezclar todo poco a poco y bien, siempre de forma envolvente y terminando con un poco de harina, pero mezcla solo lo necesario porque si lo haces demasiado, podrías hacer que la masa del pastel de piña no suba a la hora de cocinarla.

Para completar la mezcla, añadir las claras batidas a punto de nieve. Para lograr esto, si lo haces con una batidora eléctrica hazlo a baja velocidad, pero si por el contrario lo haces mano no tendrás problemas. Con esto conseguiremos que la tarta de piña quede esponjosa y suave.

Para preparar el caramelo líquido poner en una cacerola u olla las tres cucharadas de margarina o mantequilla a derretir y luego agrega el azúcar y el resto del jugo de piña de la conserva y esperar a que tenga un color dorado y se hayan bien integrado todos los ingredientes.

Verter el caramelo en el molde que usarás para cocinar el queque de piña en el horno. Cubrir bien toda la base y las paredes, y luego colocar una capa de base de rodajas de piña, escurriéndolas previamente.

Finalmente vaciar toda la masa en el molde. Meter la torta de piña en el horno precalentado a 180 °C por unos 40-45 minutos, y para comprobar que ya está lista puedes introducir un palillo o palito de madera en el centro y esperar a que salga limpio. Una vez lista, dejar reposar entre 10 y 15 minutos, sacar la tarta de piña del molde antes de que se enfríe del todo y servirla con un mojito de coco por ejemplo. ¡Una combinación divina!

Piña Colada

Resultado de imagen de piña colada receta

Ingredientes:

  • 60 mililitros de crema de coco
  • 120 mililitros de ron blanco
  • 1 rodaja de piña natural gruesa
  • 180 mililitros de zumo de piña
  • 2 chorros de leche condensada
  • 1 vaso de hielo picado

Preparación:

Para empezar a preparar la receta de piña colada, lo primero que debes hacer es cortar la piña. Elimina el corazón de la fruta, que es el círculo central más oscuro, y trocea el resto de la rodaja.

Recuerda que para la mayoría de cócteles se usa como medida 1 chupito, que equivale a unos 30 mililitros. Teniendo esto en cuenta, lleva a la licuadora todos los ingredientes de la piña colada y bate a máxima potencia.

Prueba el resultado y corrige el dulzor del cóctel con la leche condensada o el nivel de alcohol echando más ron.

Truco: Si quieres que la piña colada tenga más sabor a coco puedes sustituir el ron blanco por Malibú o cualquier otro ron de coco.

Sirve el cóctel de piña colada en una copa y decóralo con fruta natural, con las hojas de la piña o con una cereza confitada o guinda si tienes a mano. También queda muy bien añadir un poco de grosella o granadina en las paredes del vaso y luego servir la bebida.

Pizza de piña y queso

Resultado de imagen de pizza hawaiana

Ingredientes:

Ingredientes para la masa de pizza:

  • 250 gr. de harina
  • 150 ml. de agua fría
  • 6 gr. de sal
  • 6 gr. de aceite de oliva virgen
  • 4 gr. de levadura fresca de panadero

 Ingredientes para añadir a la pizza:

  • 1 paquete de queso rallado
  • 3 lonchas de jamón serrano
  • 10 trozos de piña natural
  • salsa de tomate casera
  • 3/6 tomates cherry
  • orégano seco y albahaca fresca

Preparación:

Empezamos preparando la masa. Para ello, mezclaremos el agua fría con la levadura.  En un bol, pondremos la harina e iremos vertiendo el agua con la levadura disuelta.

Mientras amasamos y añadimos el aceite y después la sal. Amasaremos durante al menos 10 minutos y seguidamente, formaremos una bola.

En un bol con un poco de harina en la base, dejaremos la bola tapada con un paño durante al menos 1 hora. Después estiraremos la bola con un rodillo hasta tener la forma deseada para nuestra pizza con piña.

Colocaremos la masa sobre un papel manteca y untaremos con salsa de tomate toda la base y seguidamente el queso rallado.

Una vez añadido el queso, también iremos añadiendo los trozos de piña y los trozos de jamón serrano.

Cuando tengamos todos los ingredientes añadidos. Introduciremos nuestra pizza con piña al horno, previamente precalentado a 220ºC hasta que esté lista.

Cuando saquemos la pizza hawaiana del horno, antes de servir espolvorearemos un poco de orégano y unas hojas de albahaca fresca. Y ya estaría nuestra pizza con piña lista para disfrutarla.

Ensalada de piña con arroz y atún

Resultado de imagen de ensalada de piña con arroz y atun

Ingredientes:

  • 250 gr. de arroz
  •  25 gr. de pasas
  • 150 gr. de atún en aceite 
  • 2 huevos cocidos
  • 1 piña
  • 100 gr. de maíz dulce
  • 1 tomate
  • Unas hojas de lechuga

Para la salsa rosa: 

  • 2 huevos
  • 50 ml. de zumo de limón
  • aceite de oliva
  • sal
  • una cucharada de agua tibia
  • un cebollín
  • el zumo de media naranja
  • 3 cucharadas de kétchup
  • 1 cucharadita de brandy

Preparación:

Pon a cocer el arroz en una olla con abundante agua hirviendo, una pizca de sal y un chorrito de aceite de oliva. Al cabo de 15 minutos, escúrrelo, enfríalo y resérvalo.

La salsa rosa: Pon en un vaso mezclador los huevos con el zumo de limón, el agua tibia y una pizca de sal. Ahora bate con la batidora al tiempo que vamos añadiendo el aceite de oliva en forma de hilo, hasta conseguir una mayonesa con el espesor deseado. A continuación, y sin dejar de batir, ve añadiendo el cebollín picado, el ketchup, el zumo de naranja y el brandy. Reservamos en el frigorífico.

Abre la piña por la mitad, pélala y vacíala con la ayuda de un cuchillo. La pulpa la cortaremos en daditos y la dispondremos en un bol junto con las pasas, el arroz, el atún escurrido, los huevos picados, el maíz, las hojas de lechuga cortada en juliana y el tomate pelado, sin semillas y cortado en daditos. Por último, incorpora la salsa rosa y mezcla bien.

Rellena la piña con la mezcla anterior y decora con unas hojas de rúcula y un poco de cebollín picado.

Te aseguramos de que hay miles de recetas más con nuestro ingrediente del mes, lo único que hace falta es que saques tu lado más creativo y experimentes con alguna de estas ideas o con las que encuentres.

Compartir en:

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on email
Share on whatsapp
Share on pocket