fbpx

Por qué los huevos no deben cocerse al salir de la heladera

Tener el huevo duro perfecto es una tarea difícil. Con mucha facilidad se cocinan demasiado y a veces salen medio crudos, otras es imposible pelarlos. Otra de las tragedias es que los huevos se agrieten en cuanto se colocan en el agua hirviendo. La clara se derrama y el huevo duro perfecto ya es cosa del pasado.

Entonces, viene este truco: no se cocinan los huevos que recién han salido del refrigerador.

Por qué los huevos fríos se agrietan más

Si bien podría comenzar a usar sus huevos en agua fría, después de años de prueba y error, dieron a conocer que las yemas se cocinan mejor con el método clásico de hervido: colocar los huevos en una olla con agua hirviendo suavemente y dejarlos nadar hasta que estén listos. Sin embargo, el único problema con este enfoque es que incluso si baja los huevos lo más suavemente posible en el agua hirviendo, pueden romperse fácilmente. Esto se debe a que los huevos fríos se alteran por el agua extra caliente.

Para evitar esto, retire los huevos del refrigerador antes de comenzar a hervir una olla de agua. En los aproximadamente ocho minutos que tarda en hervir el agua, los huevos se habrán calentado lo suficiente. Esto hará que bajarlos a la olla sea menos impactante y evitará que las cáscaras se agrieten tan fácilmente. Todavía es necesario tener cuidado al colocar los huevos a la olla caliente, pero este truco evita el desperdicio.

¿Tienes un consejo o truco favorito cuando se trata de hervir huevos?


Fuente: Bon Appétit

Compartir en:

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on email
Share on whatsapp
Share on pocket