fbpx

¿Qué es el ayuno intermitente y por qué todos están hablando de él?

El ayuno intermitente no es una dieta, es un patrón de alimentación. Es una forma de programar sus comidas para que pueda aprovecharlas al máximo. El ayuno intermitente no cambia lo que comes, cambia cuando comes

Es una excelente manera de adelgazar sin seguir una dieta loca o reducir las calorías a la nada. De hecho, la mayoría de las veces tratarás de mantener tus calorías iguales cuando comiences el ayuno intermitente. (La mayoría de las personas comen comidas más grandes durante un período de tiempo más corto). Además, el ayuno intermitente es una buena manera de mantener la masa muscular mientras se adelgaza.

Dicho todo esto, la razón principal por la que las personas prueban el ayuno intermitente es para perder grasa. Hablaremos sobre cómo el ayuno intermitente conduce a la pérdida de grasa en un momento.

Quizás lo más importante es que el ayuno intermitente es una de las estrategias más simples que tenemos para bajar de peso mientras mantenemos un buen peso, ya que requiere muy poco cambio de comportamiento. Esto es algo muy bueno porque significa que el ayuno intermitente cae en la categoría de “lo suficientemente simple como para que realmente lo hagas, pero lo suficientemente significativo como para que realmente haga una diferencia”.

¿Cómo funciona el ayuno intermitente?

Para comprender cómo el ayuno intermitente conduce a la pérdida de grasa, primero debemos comprender la diferencia entre el estado alimentado y el estado de ayuno.

Su cuerpo está alimentado cuando está digiriendo y absorbiendo alimentos. Por lo general, el estado alimentado comienza cuando comienza a comer y dura de tres a cinco horas a medida que su cuerpo digiere y absorbe la comida que acaba de comer. Cuando está alimentado, es muy difícil que su cuerpo queme grasa porque sus niveles de insulina son altos.

Después de ese período de tiempo, su cuerpo entra en lo que se conoce como el estado post-absorción, que es solo una forma elegante de decir que su cuerpo no está procesando una comida. El estado de absorción posterior dura hasta 8 a 12 horas después de su última comida, que es cuando ingresa al estado de ayuno. Es mucho más fácil para su cuerpo quemar grasa en ayunas porque sus niveles de insulina son bajos.

Cuando está en ayunas, su cuerpo puede quemar grasa que ha estado inaccesible durante el estado alimentado.

Debido a que no ingresamos al estado de ayuno hasta 12 horas después de nuestra última comida, es raro que nuestros cuerpos estén en este estado de quema de grasa. Esta es una de las razones por las cuales muchas personas que comienzan el ayuno intermitente perderán grasa sin cambiar lo que comen, cuánto comen o con qué frecuencia hacen ejercicio. El ayuno pone a su cuerpo en un estado de quema de grasa que rara vez logra durante un horario normal de comidas.

Gracias al consejo saludable presentado por #SuperalDigest de Droguería INTI S.A.

Los beneficios del ayuno intermitente

1 El ayuno intermitente hace tu día más simple.

El ayuno intermitente proporciona una simplicidad adicional a mi vida que realmente disfruto. Al despertar, no es necesario preocuparse por el desayuno. Solo se toma un vaso de agua y ¡a empezar el día!

Para algunas personas, comer tres comidas al día no es ningún problema, pero el ayuno intermitente permite comer una comida menos, lo que significa planificar menos, cocinar menos y estresarse menos. Hace la vida un poco más simple y eso me gusta.

2 El ayuno intermitente te ayuda a vivir más tiempo.

Los científicos saben desde hace tiempo que restringir las calorías es una forma de alargar la vida. Desde un punto de vista lógico, esto tiene sentido. Cuando te mueres de hambre, tu cuerpo encuentra formas de extender tu vida.

Solo hay un problema: ¿quién quiere morirse de hambre en nombre de vivir más?

No sé sobre ti, pero estoy interesado en disfrutar de una larga vida. Morir de hambre no suena tan apetitoso.

La buena noticia es que el ayuno intermitente activa muchos de los mismos mecanismos para extender la vida como restricción calórica. En otras palabras, obtienes los beneficios de una vida más larga sin la molestia de morir de hambre.

En 1945 se descubrió que el ayuno intermitente prolongaba la vida de los ratones. . Más recientemente, este estudio encontró que el ayuno intermitente en días alternos condujo a una vida útil más larga.

3 El ayuno intermitente puede reducir el riesgo de cáncer.

Este tema está en debate porque no se han realizado muchas investigaciones y experimentos sobre la relación entre el cáncer y el ayuno. Los primeros informes, sin embargo, parecen positivos.

Este estudio de 10 pacientes con cáncer sugiere que los efectos secundarios de la quimioterapia pueden disminuir al ayunar antes del tratamiento. Este hallazgo también está respaldado por otro estudio que utilizó ayuno de días alternos con pacientes con cáncer y concluyó que ayunar antes de la quimioterapia daría como resultado mejores tasas de curación y menos muertes.

Finalmente, este análisis exhaustivo de muchos estudios sobre el ayuno y la enfermedad ha concluido que el ayuno parece no solo reducir el riesgo de cáncer, sino también la enfermedad cardiovascular.

4 El ayuno intermitente es mucho más fácil que hacer dieta.

La razón por la cual la mayoría de las dietas fracasan no es porque cambiemos a los alimentos equivocados, es porque en realidad no seguimos la dieta a largo plazo. No es un problema de nutrición, es un problema de cambio de comportamiento.

Aquí es donde brilla el ayuno intermitente porque es notablemente fácil de implementar una vez que superas la idea de que necesitas comer todo el tiempo. Por ejemplo, este estudio encontró que el ayuno intermitente era una estrategia efectiva para la pérdida de peso en adultos obesos y concluyó que “los sujetos se adaptan rápidamente” a una rutina de ayuno intermitente.

Acá te dejamos más información. ¿Qué más te gustaría saber del ayuno intermitente?

Compartir en:

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on email
Share on whatsapp
Share on pocket