fbpx

El queso: beneficios, valor nutricional y algunos datos curiosos

El queso es un ingrediente muy querido en la mayor parte del mundo, pues forma parte de la dieta diaria de las personas ya sea en su formato original o como complemento de platillos más ricos. De este alimento existe una infinidad de variedades de leche (de distintos animales) que culminan en una misma elaboración pero que nos vuelve locos a todos. 

Para obtener queso el proceso es muy sencillo y a la vez laborioso pero lo más específico es que se elimina el agua de la leche para obtenerlo. Al pasar por ello, el queso se convierte en un concentrado de proteínas, vitaminas, sales minerales y materia grasa fácilmente digerible, haciéndolo muy beneficioso para nuestro organismo, tanto que la OMS recomienda su consumo.

Su consumo ayuda a reducir las caries

Comer queso con regularidad ayuda a reducir y prevenir las caries debido a que este tiene propiedades cariostáticas y ayuda a prevenir la desmineralización del esmalte que llevamos en los dientes. Además, reduce la placa bacteriana y estimula la producción de saliva por lo que mantiene nuestra boca limpia de forma natural.

Cinco tipos de queso ordenados de más a menos saludables

Contiene muchas vitaminas y minerales

Este alimento trae consigo todo tipo de vitaminas y minerales fundamentales en nuestra dieta diaria y para nuestra salud. Contiene sustancias como la vitamina B12, la vitamina A, el fósforo y el zinc, entre muchas otras.

Es una gran fuente de calcio

El queso es un elemento con una buena cantidad de calcio, un mineral importante para la salud de los huesos y de los dientes. Además, la absorción del mismo se ve favorecida por la proteína que contiene el queso.

Contiene bastante ácido fólico

El queso contiene una gran cantidad de ácido fólico, un elemento necesario para la salud de las mujeres embarazadas y el desarrollo del bebé, por lo que es un alimento a tener en cuenta durante el embarazo.

Es rico en aminoácidos

En realidad, basta con decir que el queso contiene todos los aminoácidos necesarios para que nuestro organismo funcione correctamente, así que considera mucho seguirlo incluyendo en tu menú.

Nos proporciona muchas proteínas

El queso es un alimento muy rico en proteínas, lo cual también nos ayuda a recuperar la masa corporal, por ese motivo lo consumen mucho los deportistas o personas que quieran ganar esta masa de manera natural.

My gourmet - Quesos gourmet hechos en México

Puede ser un aliado de las personas con intolerancia 

Al someterse a su proceso, el queso se queda con casi todas las mismas propiedades que aporta la leche, pero a diferencia de esta, no contiene grandes cantidades de lactosa; por lo que puede ser apto para algunas personas con intolerancia siempre que lo consuman con moderación y al intentarlo les caiga bien.

Como ves, es muy beneficioso, pero debes recordar que el queso contiene una gran cantidad de grasa, por lo que debemos tener cuidado de consumirlo en la proporción adecuada. De la misma manera, es fundamental tomar en cuenta que las propiedades del queso varían según el tipo de queso que consumamos; por ejemplo, los quesos más duros suelen tener mayor aporte de calcio que los blandos y así en otros casos.

Valor nutricional 

En esta parte te hablamos fundamentalmente del queso hecho con leche de vaca, pues con ella se prepara una gran variedad de tipos que tienen distintos valores nutricionales. No es lo mismo un queso fresco, que un queso gouda o un gorgonzola, por ejemplo. Pero, para que te quedes más tranquilo y puedas elegir el que más le convenga a tu dieta, te dejamos esta tabla con algunos de los quesos que se producen y sus elementos numerados por Grupo Arias: 

Antes de que te vayas, te dejamos un dato curioso: 

El queso no solo se produce con leche de vaca, sino con la leche de muchos otros animales que puede que te sorprendan, te dejamos una lista:

  • Leche de vaca: Seguro la conoces de memoria, tiene un sabor dulce, suave y delicado, pero dependiendo de la raza de vaca el sabor podrá variar en grasas, color y sabor. 
  • Leche de búfala: Es usada en Italia para hacer la mozzarella, es de color marfil y ligero sabor terroso y como a nuez.
  • Leche de oveja: También es suave, aunque tiene un toque que recuerda al cordero asado y la lanolina, y es un poco más dulce que la leche de vaca.
  • Leche de cabra: Es suave y con un poco de sabor aromático.
  • Otros tipos de leches: En algunos países el queso se elabora con leche de animales como la llama, el camello y hasta el reno.

Ahora sí, ya sabes mucho sobre este ingrediente tan especial para todos. Celebra este día del queso y elige el que más te guste y acompañe, brindándote todos los elementos nutricionales que necesitas. 

Fuentes: La Vanguardia, Palancares, Arias, La Despensa

Compartir en:

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on email
Share on whatsapp
Share on pocket