fbpx

Los distintos tipos de sal: rosada de Tarija, del Himalaya y mucho más

Aunque con mucha controversia, la sal es un ingrediente que está en la boca de todos gracias a las opiniones sobre su consumo, pero también a las comidas en las que se la añade. La sal es necesaria para nuestra vida, por lo que consumirla de una manera moderada y según lo que indican los profesionales (5 g al día) es saludable y positivo. 

El sodio, su principal componente, es clave para el funcionamiento del sistema nervioso, la hidratación o el volumen sanguíneo, entre otras funciones. Además, se trata de uno de los ingredientes más importantes de la gastronomía mundial. Con el tiempo, la variedad ha crecido de dos a tres tipos a tener mucho más que solo la sal fina y la gruesa, multiplicando las posibilidades en la cocina. 

Te mostramos las más importantes a continuación:

Sal común o de mesa

Consumes 2.000 microplásticos al año a través de la sal de mesa

Este es el tipo que más se consume y conoce. Se extrae de minas y depósitos de sal y, después pasa por un proceso de refinamiento para eliminar cualquier impureza y hacerla más soluble para algunas preparaciones. Asimismo, se le añaden anti aglomerantes para impedir que se apelmace y se endurezca, y se le agrega yodo para fortificarla. Los usos que se le da son para salar carnes y pescados, y sazonar guisos, sopas, salsas o ensaladas.

Sal marina

La sal marina y sus beneficios para la salud | Cocina y Vino

La sal marina se obtiene sin ningún procesamiento, sino a partir de la evaporación del agua del mar en las salinas. Este método permite que conserve algunos minerales como el calcio, el magnesio o el yodo. A diferencia de la anterior, los granos son de mayor tamaño, pues no pasan por ninguna molienda. Se asevera que tiene un sabor más intenso y se usa generalmente para sazonar carnes asadas, ensaladas y otras recetas específicas.

Flor de sal

Flor de sal - Mercado Flotante

Este tipo de sal se considera como gourmet, pues su elaboración proviene de una manera más especial, se trata de la primera capa que se forma sobre la superficie del agua marina en las salinas. Tiene forma de escama y se utiliza para dar un sabor específico, pero también a modo de decoración en los platillos. Cabe destacar que su porcentaje de cloruro sódico es inferior a otras variedades, por lo que tiende a tener un sabor más suave. Se utiliza para salar delicadamente pescados, filetes o chuletas o para algunas ensaladas.

Sal del Himalaya

Sal rosa del Himalaya: ¿es un condimento "milagroso"?

Contrario a lo que nos podamos imaginar, esta sal proviene de la mina de Khewra, en Pakistán, reconocido como el segundo yacimiento de sal más grande del mundo. Tiene un atractivo color rosado y como el resto de las variedades, contiene cloruro sódico y unos pocos minerales. Eso sí, su consistencia es un poco más dura y tiene un gran tamaño, por lo que muchos suelen molerla un poco y se agrega en muchas preparaciones.

Sal Maldon

Sal Maldon o sal en escamas: ¿en qué se diferencia del resto de variedades?

Esta sal, también de un color muy blanco, se extrae del estuario del río Blackwater en Inglaterra. Su proceso, un poco diferente, es completamente artesanal y algo laborioso, pues se utilizan técnicas arcaicas ya empleadas por los antiguos sajones. La puedes reconocer como cristales de gran tamaño con forma de escamas que proveen una textura crujiente y un gusto particular. Por su magnitud y su consistencia tarda bastante en disolverse, por lo que se la prefiere en preparaciones como asados de carne y parrilladas, entre otros.

Sal Celta

Sal Marina Celta De Calidad Premium - Buy Celtic Sea Salt,Bulk Sea Salt,Sea  Salt Product on Alibaba.com

Tal como nos indica su nombre, este tipo proviene del mar Celta o Céltico, cerca de la costa sur de Irlanda. Lleva un color gris y su grosor es destacable, por lo que también es utilizada como un elemento de decoración a la hora de cocinar. Lo que la diferencia de otras, además, es que lleva en su composición un pequeño porcentaje de agua.

Kosher

sal kosher – Cocimaniacos

Seguramente has escuchado que la nombren varias veces en algunas recetas. Pues, últimamente en la cocina se opta mucho por este tipo típico de la gastronomía tradicional judía al ser una variedad pura, pues no está fluorada ni yodada. Los granos son gruesos y su sabor es prácticamente igual al de la sal común. Eso sí, se utiliza más para sazonar carnes al ser difícil de disolver. 

En Bolivia

En nuestro país contamos con un gran depósito de sal reconocido mundialmente: el Salar de Uyuni, del cual se extrae un gran porcentaje (toneladas) del consumo nacional y exportaciones a más de 10 países. Sin embargo, también contamos con una sal especial, la sal rosada de (Entre Ríos) Tarija.

Este tipo de sal es bastante exclusivo, pues hasta donde se sabe, solo existe en dos lugares: en Bolivia y el Himalaya. En el pasado, antes de descubrir sus bondades gracias a los japoneses, era utilizada por los pobladores para alimentar a su ganado, pero una vez que se comprobó su calidad, el país asiático comenzó a comprarla y exportarla, algo de lo que actualmente nos encargamos nosotros.

“La sal rosada de roca se extrae de rocas seleccionadas y extraídas de la cordillera de los Andes bolivianos, donde se originó debido a evaporaciones de antiguas lagunas y los efectos de la lenta meteorización, que grabaron en las rocas los minerales solubles de la corteza terrestre. Estas concentraciones de sal rosada de roca sólo se encuentran en los Andes” explica Página Siete.

Sal Rosada de Bolivia – Recarga – Salam Gourmet

Además, se reconoce como más sana y menos nociva que la normal al contener bastante hierro, no ser refinada y conservar sus minerales. 

Como podrás darte cuenta, la variedad de sal ha crecido mucho y como país no nos quedamos atrás, pues tenemos dos tesoros invaluables. Si no conocías esta última no te quedes con las ganas, seguramente podrás darle una gran utilidad y podrás apoyar el mercado nacional. 

Y tú, ¿qué tipo de sal consumes?

Fuentes: La Vanguardia, Alimente, Bolivia Emprende, Página Siete.

Compartir en:

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on email
Share on whatsapp
Share on pocket