fbpx

Los increíbles beneficios de la sandía para la salud

La sandía es una fruta de verano refrescante, dulce y querida por muchos. Originaria de África, deleita a todos quienes la prueban sobre todo cuando hace mucho calor, pues está compuesta mayormente por agua, siendo una forma natural y deliciosas de hidratarse.

Y eso no es todo, esta fruta de gran tamaño y colores intensos, trae consigo muchos beneficios que van a hacer que la ames aún más. Asimismo, es apta para casi todo el público, así que presta atención, no querrás dejar de consumirla. 

1. Contiene una gran variedad de vitaminas y minerales

La sandía es un gran elemento, pues contiene muchos nutrientes, como la vitamina A, B, y C. Por el lado de los minerales, en ella destaca el potasio, el magnesio, el manganeso, el hierro y el fósforo entre muchos otros, cualidades que regulan el organismo y el sistema inmunológico.

2. Es una fuente rica en licopeno

Esta fruta es bastante famosa entre sus cualidades por albergar licopeno, un pigmento antioxidante que aporta a la fruta su color rojo y además, es realmente bueno para proteger el corazón y proteger al cuerpo en general.

3. Ayuda a hidratarnos 

La sandía y el melón son dos de las frutas con mayor cantidad de agua, por lo que se recomienda consumirlas durante la época de verano, ya que es una de las formas más saludables de hidratarse. En realidad, la sandía es 90% agua, ¿te imaginas?

4. Es una fruta baja en calorías

Como te lo mencionábamos, la sandía es casi pura agua, por lo que no aporta calorías como tal, convirtiéndola en una gran aliada si lo que quieres es cuidar tu alimentación. Contiene azúcar, pero no en una gran cantidad, así que realmente es una fruta ideal.

5. Es un gran antioxidante

Su contenido en licopeno y el agua que contiene, la hacen una fruta altamente antioxidante, cualidad que contribuye ralentizando el envejecimiento de la piel y las células del organismo y reparando algunas arrugas de nuestra piel que surgen por el paso del tiempo.

6. Una fruta alta en fibra

Puede que no sea la fruta que más fibra aporta, pero su cantidad es bastante importante. La fibra ayuda a regular el aparato digestivo, previene el estreñimiento y nos hace sentir mejor por fuera y por dentro, así que consumirla es un gran plus.

LA SANDÍA: QUÍMICA, VIAGRA Y EXPLOSIONES – Ciencia en Común

7. Combate el dolor muscular

Puede ser incluida en la dieta de los deportistas que trabajan mucho los músculos, pues ayudar a reducir el dolor que aparece en ciertos músculos cuando hacemos ejercicio.        

8. Contribuye al sistema inmunológico y previene daños celulares 

Como te comentábamos, la sandía es rica en vitamina C, que es esencial para cuidar nuestro sistema inmunológico y proteger nuestro cuerpo al combatir, por ejemplo, los resfriados. No obstante, mantiene el equilibrio redox de las células y las protege de especies reactivas al oxígeno, que pueden dañar nuestras células y el ADN.     

9. Mejora nuestra salud ósea 

Esta fruta contiene licopeno, una sustancia importante para cuidar nuestra salud ósea. El licopeno dietético, en específico, que está presente en algunos alimentos como la sandía o los tomates, reduce el estrés oxidativo que normalmente consigue aminorar la actividad de osteoblastos y osteoclastos en nuestro organismo, dos células óseas involucradas en la patogénesis de la osteoporosis. 

El consumo de licopeno, por lo tanto, se asocia a huesos más saludables.

10. Es alidada de la salud cardiovascular

Consumir este alimento en grandes cantidades, está relacionado positivamente con la mejora de la función cardiovascular según diversas investigaciones, ya que incrementa el flujo sanguíneo a través de la vasodilatación. 

11. Tiene efectos diuréticos 

La sandía, al estar compuesta por mucha agua, es un diurético natural que ayuda a aumentar el flujo de orina y a proteger los riñones de diversas enfermedades. A su vez, interviene en el proceso de eliminación de amoniaco del hígado. 

¿Viste? Es una fruta realmente beneficiosa y útil para nuestro cuerpo. Si te gusta tanto como a nosotros, seguramente ya la estás devorando. Y si no, no dudes en darle una oportunidad, te prometemos que nos vas a arrepentirte, más bien será muy buena para ti. 

Fuentes: Psicología y Mente, Ok Diario

Compartir en:

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on email
Share on whatsapp
Share on pocket