fbpx

Cero desperdicio: 8 recetas para aprovechar hasta la última gota de vino

El vino es una de las bebidas más populares del mundo que comenzó a producirse durante el periodo neolítico, en la región que hoy comprende Irak e Irán, en el año 5,400 a.C. Gracias a su sabor, obtenido a partir de un proceso muy largo, este brebaje forma parte de momentos inolvidables que se acompañan con una buena comida o maridaje. Es más, este tenía una importancia tan grande en las antiguas civilizaciones, que existían deidades dedicadas a él, por ejemplo, Baco, el dios romano del vino, o Dionisio en Grecia. 

Sin embargo, tiene una característica especial y un poco complicada: debe aprovecharse todo el contenido en lo posible, ya que no es una bebida que puede conservarse por más de 5 días una vez abierta la botella debido a que contiene unas bacterias llamadas acéticas que, en contacto con alcohol y oxígeno, provocan una fermentación que es negativa para el producto, pues puede ser consumido, pero ya no como la bebida original.

Si se te pasó y tiene un gusto más a vinagre, existen formas de aprovechar el líquido y no desecharlo:

  • Lavar frutas y verduras
  • Utilizarlo como vinagre casero
  • Teñir ropa
  • Utilizarlo en mascarillas faciales
  • Cocinar

Si bien puedes utilizar esta bebida ya un poco pasada para cocinar, también puedes evitar que llegue a este estado y aprovechar hasta la última gota que sobró con las siguientes recetas:

¿Te gustaron estas preparaciones? Dejarás de desechar vino y más bien disfrutarás su sabor de todas las maneras posibles.

Compartir en:

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on email
Share on whatsapp
Share on pocket