“Una ruta gastronómica extraordinaria” con un equipo extraordinario

Valentina Arteaga Whatscookingvalentina Juan Pablo Gumiel
Tiempo de lectura: 9 minutos

“Una ruta gastronómica extraordinaria” es el título de la experiencia que vivimos gracias a Chefsbol, Bolivia Una Gran Nación y Huari, movimientos que nos llevaron a recorrer diferentes territorios distribuidos en cuatro departamentos del país con el fin de “conocer la esencia y lo que está detrás de los sabores y aromas que llegan a nuestra mesa”. Es decir, una expedición por sabores, técnicas, personajes y productos que forman parte de la gastronomía boliviana.

“Una gran Nación” es un programa que trabaja con el objetivo de incentivar e impulsar el turismo en el país resaltando el orgullo nacional a través del “impulso cultural, gastronómico y talento boliviano”. Chefsbol, por su parte, busca a través de su plataforma, difundir la cultura gastronómica boliviana a través de los proyectos de los miembros que la componen “de forma coordinada, dentro y fuera de nuestro territorio”. Como fruto de esta alianza entonces, se pudo llevar la alta gastronomía a lugares extraordinarios y paisajes únicos que tiene nuestro país. 

Pero no fuimos solos, sino que estuvimos acompañados por chefs, influenciadores y creadores de contenido como Pamela Prudencio, Diego Nahuel, Alex Perez, Valentina Arteaga, Juan Pablo Gumiel y Álvaro Ruiz con el apoyo de empresas como Proyecto Nativa, Phayawi, palacio de Sal, Hidalgo Tours y más que iremos nombrando cuando te contemos sobre cada recorrido en el que no solo se rescataron productos nativos, sino también la importancia de la alta cocina. 

“La alta cocina es fundamental porque hace que elevemos nuestra gastronomía no solamente a través de productos kilómetro cero, naturales, diferentes, sino también a través de nuevas técnicas que creo que es lo importante. Bolivia siempre ha sido conocida más por la comida callejera que está buenísima, pero lo interesante es mezclar ese buen ingrediente con una buena técnica para elevar la gastronomía y obviamente, elevar la gastronomía ayuda a que elevemos el turismo y el nivel en el país”, comentó Nadia Nemer, impulsora y representante de Chefsbol.

Ahora sí, te contamos un poco sobre cada viaje, comenzando por…

Cochabamba (Capítulo 1: Miel)

Para empezar nuestra expedición nos situamos en la laguna artificial Corani, ubicada en la provincia del Chapare propio del departamento de Cochabamba, a más o menos dos horas de la capital. En esta ocasión, la empresa Nina Andina fue la que nos mostró un poco más a profundidad de esta labor y todo lo que resulta de la miel a partir de la apicultura sostenible. 

Gracias a ellos pudimos explorar muchos de aquellos productos que se derivan de esta actividad, tales como la cera de abejas, pan de abeja, el hidromiel y las mieles monoflorales. 

En cuanto a la experiencia culinaria, los cocineros Nicolás Méndez de Cochabamba y Claudia Barrios de La Paz nos deleitaron con increíbles platillos que llevaban el delicioso sabor de la miel de distintas maneras: en un Pampaku, Ceviche y un Pato delicioso acompañados con Huari Miel. 

“He trabajado con un ingrediente de origen, la miel monofloral de Toborochi. Este ha sido muy importante para la elaboración de mi plato hecho en base a pechuga de pato encostrada en castañas bolivianas, acompañada de una salsa de arándanos silvestres que han sido traídos desde el Illimani. Para el acompañamiento unas texturas de tubérculos como ocas, papa pinta boca y un puré de ocas que ha sido aromatizado con la miel, siendo un complemento perfecto, ya que lo ha llenado de aromas y sabores”, nos relata Claudia.

La Paz (Capítulo 2: El Cacao)

Para esta experiencia nos ubicamos nada más ni nada menos en la bella localidad de Copacabana y las orillas de su Lago Titicaca, “volviendo al origen de varias culturas significativas del país” y nos trepamos hasta lo más alto de la Posada del Inca. Además, disfrutamos del exquisito postre que nos tenían preparado las chefs Luciana Luján y Emilia Tapia: un Bundt cake a base de Huari Chocolate, con cobertura de chocolate semi amargo y praliné de almendras chiquitinas acompañado de crema inglesa Huari Chocolate, destacando el ingrediente elegido para la ocasión.

“Llevar mi experiencia y cocina a La Paz fue una experiencia extraordinaria. Cocinar rodeada de paisajes hermosos, un clima diferente, lo único que hace es recargarte las pilas y llenarte de energía de hacer más, probar con nuevos productos, aplicar otras técnicas”, nos cuenta Emilia.

Sin embargo, también nos tocó volver a la ciudad, en donde visitamos a la planta de los chocolates “El Ceibo”, preparados con cacao orgánico certificado procedente de Alto Beni, Beni y Cochabamba.   Pudimos observar cómo se elaboran sus productos y por supuesto, saborear un poco de ellos. 

Para terminar, las chefs encargadas nos deleitaron con un Mousse a base de Huari Chocolate y cañahua cubierto con mirroir y ganache de chocolate en las instalaciones de “3600 Pastelería de Altura”. 

Santa Cruz (Capítulo 3: Variedades)

Para comenzar este viaje visitamos el Mercado Abasto para recolectar los ingredientes necesarios para las comidas que degustamos. Para ello, la siguiente parada fue en el restaurante “La Barra” del chef Miguel Marquez, donde probamos Láminas de piache curado en sal de Uyuni sobre una crema de tamarindo acevichada, Medallones de lomo sous vide sobre puré de balusa bañado en mole de cacao, y un Cappelletti relleno de plátano maduro y queso criollo en salsa de zapallo, acompañados con Huari Miel, Chocolate y Lager. 

Sin embargo, el show cooking no terminaba ahí, pues el chef Miguel y la chef Danielle Cueto también nos presentaron una Costilla de res cocida en horno de barro en crema de ají mirasol, un Cremoso pastel de choclo cochabambino relleno de ragout de bondiola y un Filet de muturo envuelto en hoja de banana servida con confit de papa liza, maridados también con los tres tipos de cerveza Huari, pero esta vez alrededor de la naturaleza gracias al refugio “Los Volcanes”. 

“Fue muy gratificante, dado que cocinar tan conectado con la naturaleza fue muy inspirador como profesional en la cocina. Refugio Los Volcanes es un lugar con tanta energía que eso lo transmití en los platos que preparamos”, aseguró Miguel.

Uyuni (Capítulo 4: Agua)

En esta parada disfrutamos del espectacular Salar de Uyuni y un show cooking a cargo de los chefs genios Juan Pablo Gumiel de Sucre y Valentina Arteaga de La Paz. En este degustamos Ñoquis con Karapecho y crema de ají y una Fritanga abundante y llena de color todo servido en la vajilla espectacular de UMA CERAMICS, resaltando sobre todo la temática de la ocasión: el agua y el ingrediente estrella, el ají. Además, maridamos estas delicias con el sabor de la Huari Lager; todo esto en medio del Salar. 

“Ha sido como algo distinto, ya habíamos hecho varias veces eventos allá, pero en este caso ha sido algo totalmente fuera de serie porque ha sido como un impulso para poder mostrar una faceta de mi cocina y la del restaurante y poderla mostrar en una locación diferente. Ha sido un poco complicado por los tiempos, el montaje o la comodidad que a veces podemos encontrar en nuestro restaurant, pero después ha sido increíble por el impulso que se nos da y por el hecho de poder plasmar algo ahí mismo. Para cualquier persona sería distinto hacer un cuadro en tu casa, pero otra cosa sería hacerla en El Salar. Yo creo que es como una expresión máxima de poder mostrar tus ideas”, cuenta Juan Pablo.

Así, con estos cuatro recorridos tuvimos la suerte de conocer más sobre nuestra gastronomía, valorar y dar mayor visibilidad a una mínima expresión (porque aún nos queda mucho por ver) de los productos locales bolivianos y técnicas de alta cocina con las que los chefs nos demostraron una parte del potencial que tenemos en el país, que opinan en conjunto que ya ha dado un paso gigante gracias a muchos actores alrededor (que están poniendo por delante el producto nativo) para ser reconocida y valorada tanto adentro como en todo el resto del mundo. 

“Los resultados han sido increíbles, no solamente a nivel redes sociales, donde hemos tenido una explosión de vistas, compartidos, la gente preguntaba qué es esto, dónde puedo ir, etc. Ha sido increíble a nivel de marca, ha tenido un montón de contenido y ha sido súper interesante y obviamente nuestra unión en la parte gastronómica es increíble porque tenemos grandes chefs y grandes creadores de contenido que justamente esa fusión lo que hace es generar una alianza estratégica increíble para dar visibilidad a los chefs y a la alta gastronomía boliviana”, comentó Nadia por su parte. 

Además, agregó que el trabajo no termina acá, sino que se vienen muchas más sorpresas y acciones importantes siguiendo la misma línea. “Acciones nunca antes vistas en Bolivia a nivel gastronómico, así que esperen porque de verdad que este año va a ser muy interesante no solo para Chefsbol, sino para la alta gastronomía boliviana y se vienen cosas muy buenas de la mano también de marcas que creen y apuestan por esta alta gastronomía”. 

Con esto terminamos de contarte un resumen de los increíbles días que vivimos y de los que estamos muy agradecidos. Además, estamos ansiosos por los proyectos que se vienen, pero mientras tanto, seguiremos apoyando desde nuestra labor a la difusión de los elementos que componen nuestra gastronomía y te invitamos de igual forma a seguir descubriéndola con nosotros. ¡Muchas gracias por las enseñanzas y el buen humor de siempre a todos quienes formaron parte de esta experiencia! 

Compartilo en

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp