Día mundial de la espinaca: beneficios y recetas que no te puedes perder

La espinaca está de cumpleaños el día de hoy y nosotros te la queremos volver a presentar. Esta verdura pertenece a la familia de las amarantáceas y crecen muy bien en climas templados, siendo hoy en día Estados Unidos y China, entre otros, los países productores más importantes.

Historia y curiosidades

Se cree que la espinaca proviene de la antigua Persia (actualmente Irán). En el siglo VII llegó a China en manos del rey de Nepal como regalo para el emperador chino, fueron luego los Moros que la introdujeron en España en el siglo XI y de ahí al resto de Europa. 

La espinaca fue el vegetal favorito de Catalina de Medici; cuando dejo su Florencia natal, en Italia, para casarse con el rey de Francia, viajó con sus cocineros que le preparaban especialmente diferentes platos con espinaca. Por ello, desde entonces todo plato preparado a base de espinacas, se lo conoció como espinaca a la Florentina.

Esta es una de las verduras más ricas en vitaminas, fibras y minerales. En esta época en la que estamos preocupados por nuestra alimentación, tenemos disponibles las espinacas, un superalimento para tu salud, por todas las ventajas que atesora:

Ventajas de comer espinaca:

  • Es una verdura muy rica en nutrientes y muy baja en calorías
  • Variedad de usos y formas de cocinar: cruda en ensaladas o batidos, hervida con agua o mezclada en sopas o salteados. 
  • Las espinacas contienen flavonoides, que actúan como antioxidantes y están asociados a protegernos de varios tipos de cáncer.
  • Son una fuente de hierro, ideal para niños, adolescentes y mujeres que menstrúan.
  • Las espinacas cuidan de tu corazón, tu visión y tu intestino: las vitaminas A y C, y los antioxidantes protegen tu salud cardiovascular, la luteína te protege de enfermedades oculares como las cataratas y la degeneración macular y, tanto el betacaroteno como el folato, te ayudan a cuidar de tu intestino.
  • Las espinacas contienen propiedades antiinflamatorias que te ayudan a protegerte y reducir los efectos de enfermedades comunes como la migraña, el asma o la artritis.
  • Otro estudio publicado en The Journal of Nutrition y realizado en ratas, reveló que la espinaca contiene nitrato inorgánico natural, lo cual controla la hipertensión y ayuda a desarrollar músculos más fuertes.

Sin embargo, su consumo debe ser moderado, pues es rica en ácido oxálico, el que combinado con minerales, forma oxalatos que podrían afectar a pacientes de gota, artritis o artrosis.

Recetas con Espinacas

Las espinacas se encuentran como ingrediente principal o acompañante en multitud de recetas. Unas espinacas salteadas con ajo son una ideal guarnición de complemento, tanto para carnes como para pescados.

Además, puedes preparar las espinacas frescas como ingrediente principal en ensaladas, pizzas o revueltos. Aprovechando que estamos en la mejor época para comer espinacas y que seguro tienes mucho tiempo en casa, te ofrecemos estas recetas que son fáciles, ligeras y nutritivas.

Ensalada de Espinacas frescas, tomate y queso

espinacas frescas ensalada tomate queso

Ingredientes (para 4 personas):

  • 350g. de espinacas frescas
  • 100g. de queso mozarella
  • 50g. de tomate cherry o a rodajas
  • 10-15 nueces
  • Sal, pimienta y vinagre
  • Crutones al gusto

Preparación:

Lava y seca las espinacas frescas y colócalas en un bol grande. Añade el queso y el tomate, cortado en dados o al gusto. Añade las nueces y aliña con sal, pimienta y vinagre. Justo en el momento de servir, añade los crutones para que no se reblandezcan.

Rollo de papas y espinacas

espinaca

Ingredientes (para 4 personas):

Para el puré:

  • 150 gr de harina
  • 800 gr de papas
  • 1 huevo
  • Nuez moscada
  • Sal

Para el relleno:

  • 600 gr de espinacas congeladas (o ya cocidas)
  • 1 huevo
  • 80 gr de queso parmesano rallado

Para acompañar:

  • Salsa de tomate
  • Queso parmesano rallado
  • Mantequilla o margarina

Preparación:

Lavamos y pelamos las papas y las hervimos enteras hasta que estén tiernas. Dejamos entibiar. Descongelamos las espinacas (si eran congeladas). Si usamos espinacas frescas, blanqueamos en agua hirviendo por 1 o 2 minutos, eliminamos la mayor cantidad de agua posible apretándolas dentro de un paño de cocina y picamos en pedazos pequeños.

Cuando las papas estén tibias, preparamos el puré como lo hacemos siempre, agregando nuez moscada y sal a gusto. Añadimos el huevo, la harina y mezclamos bien. Añadimos el huevo a las espinacas, mezclamos bien y reservamos.

Para preparar el rollo de papas, extendemos el puré sobre una hoja de papel de hornear, sin llegar hasta los bordes, formando un rectángulo. Espolvoreamos con el queso parmesano y colocamos por encima las espinacas. 

Con cuidado vamos enrollando, ayudándonos con el papel de hornear, al terminar envolvemos el rollo con el mismo papel, plegando los bordes para que no se escape el relleno, y colocamos en una fuente de horno con 1 dedo de agua. Horneamos a 180°C por 30 minutos, retiramos del horno y dejamos entibiar para poder cortar con más facilidad (cuanto más frío esté, más fácil será cortarlo)

Retiramos el papel, cortamos en rebanadas de unos 2 cm, colocamos sobre una fuente de horno con papel para hornear, añadimos unos trocitos pequeños de mantequilla o margarina por encima y espolvoreamos con queso parmesano rallado y gratinamos en el horno ya caliente a 200°C por aprox. 5 minutos. Servimos con salsa de tomate.

No esperes más y celebra a esta verdura implementándola en tu dieta.

Y a ti, ¿te gusta la espinaca?

Deja un comentario

Volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: