La sopa de maní: un plato que une a las diferentes regiones de Bolivia

La sopa de maní es una de las más tradicionales y deliciosas de Bolivia. Lleva como base claramente el maní, y en su interior se encuentran diversos ingredientes que en conjunto la hacen exquisita. En los últimos años, se la ha nombrado como uno de los platillos bandera de Bolivia y ha tenido varios reconocimientos, entre ellos en 2014 cuando maravilló a los jueces del reality “MasterChef Argentina”. Pero, ¿de dónde viene esta sopa?

Origen

Vamos a empezar por el ingrediente principal: estudios han revelado que el maní proviene de Bolivia, hecho que puede explicar la iniciativa de su gente al cocinar este fruto seco. El maní se cultivaba en la región sudamericana incluso desde antes que llegaran los conquistadores. Primero se esparció por los países cercanos. Más tarde, barcos portugueses se encargaron de extender el maní a África en el siglo XVI y no fue hasta el siglo XVII que llegó finalmente a Europa para regarse por todo el resto del mundo como lo conocemos.

Si hablamos ahora específicamente sobre el caldo, lo cierto es que los indicios del mismo son relativamente recientes, pues se desconocen registros que lo ubiquen antes del siglo XIX, según las investigaciones de la historiadora Beatriz Rossells. Muchos atribuyen su origen al departamento de Cochabamba, sin embargo, existe otra versión un poco más consistente que lo conduce hasta Chuquisaca, pues resultaría ser una variante de una sopa más espesa: la cazuela de maní.

Sopa de maní | Los Tiempos
Foto: Los Tiempos

Eso sí, podemos intuir que el resultado final, la sopa más ligera que tenemos hoy en nuestras mesas, se muestra con influencia mestiza gracias a sus ingredientes: papa y maní de origen prehispánico, zanahoria, arroz y fideo con raíz europea. Es más, según algunos expertos chuquisaqueños, la mencionada cazuela de maní sería “la madre” de otras sopas que también se preparan con maní como el ingrediente principal en Bolivia. 

A la vez, la teoría chuquisaqueña se respalda con el hecho de que este territorio es productor de los ingredientes principales de la sopa como el maní, el ají y el orégano. Según el investigador, historiador y actual jefe de Museo de la Catedral de Sucre, Iván Gutiérrez Achá, entrevistado por Correo del Sur, la denominación “sopa de maní” estaría inspirada en un platillo francés llamado “cassoulet” que se trata de un guiso con frijoles y vegetales acompañado de distintos tipos de carnes y sostiene al medio: “Al haber sido Sucre una de las ciudades más afrancesadas de Bolivia, muchos de sus manjares están inspirados en nombres de la cocina francesa”. 

Los ingredientes

Cual sea su origen, algo que no podemos discutir es que se ha extendido por todo el país presentando variaciones en algunos ingredientes y en la preparación que dependen de la zona en la que se la prepare. 

Por ejemplo, en los llanos, el caldo se suele servir acompañado de arroz, yuca e incluso con plátano de freír. Por otro lado, en algunas zonas de los valles, en la receta se incluye ají colorado molido en piedra, caldo de chivo o res, y papa, mientras que en el altiplano es muy recurrente que lleve cordero y papitas fritas. Eso sí, todas las versiones se sirven bien calientes y muchas, acompañadas de un toque de perejil. 

Sopa envenenada en evento religioso tenía Urea: compuesto que está en la orina y heces | Noticias A SIMPLE VISTA

Esta sopa es muy famosa dentro del país, pero también fuera de él, pues como te contábamos ha trascendido fronteras en concursos, en restaurantes donde es alabada e incluso existen rumores de la historia que muestran a la sopa de maní como el último alimento que probó el mítico guerrillero Ernesto “Che” Guevara antes de ser ejecutado, ¿te imaginas?

Suponemos además que mientras leías este articulo se te antojó un buen plato de sopa de maní. ¿Qué esperas? Ve por el al lugar más cercano -porque si de algo estamos seguros es de que puede encontrarse prácticamente en cualquier parte del país- y comparte estos saberes. 

Y tú, ¿cómo preparas la sopa de maní?

Fuentes: El País, 196 Flavors, La Razón, Cochabamba, Correo del Sur

Compartilo en

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp