Maneras en las que puedes fortalecer tus defensas con ayuda de la comida

Para fortalecer el sistema inmune y subir las defensas del organismo con el propósito de prevenir el desarrollo de algunas enfermedades, es importante aumentar el consumo de alimentos ricos en vitaminas y minerales, disminuir el consumo de azúcares y de alimentos industrializados que posean colorantes y conservantes. Sin embargo, mantener un estilo de vida saludable también es una de las mejores estrategias para mantener el sistema natural de defensa del organismo fuerte y eficiente.

Por ello, aquí te presentamos alimentos que debes añadir a tu dieta si pretendes mejorar tu sistema inmune y desarrollar tus defensas:

Alimentos rojos

El color del tomate, el pimiento, la remolacha, las grosellas, las fresas, las cerezas y otros frutos rojos se debe principalmente a su contenido en carotenos y vitamina A. Un grupo de más de 600 pigmentos naturales que incrementan la eficacia del sistema inmune.

Cítricos

En este grupo tenemos a la naranja, la mandarina, el limón, la lima y el pomelo; frutas que nos aportan vitamina C. Este nutriente nos ayuda a potenciar nuestro sistema inmune y a prevenir los catarros, así como a tener una recuperación más rápida y alivio ante los típicos síntomas del resfriado.

Caldo de pollo

La sopa de pollo tiene la capacidad de reducir la congestión nasal y hacernos sentir más reconfortados cuando atravesamos por un resfrío; debe consumirse caliente, ya que así eleva nuestra temperatura corporal y nos permite aflojar las secreciones. Además, nos mantiene hidratados.

Alimentos ricos en vitaminas B y E

Las vitaminas del complejo B nos ayudan a mejorar nuestro estado de ánimo. Además, favorecen un adecuado funcionamiento del sistema nervioso. Los alimentos que destacan son los cereales enteros o integrales, la levadura de cerveza, frutas, legumbres y pescados.

La vitamina E es un antioxidante, que aumenta y mejora la respuesta natural de nuestro organismo frente a las infecciones. Entre los alimentos que podemos destacar están las hojas verdes, los cereales integrales, frutos secos, aceites (de oliva, girasol y de soja) y el germen de trigo.

Miel

Este delicioso alimento se ha utilizado siempre como remedio para aliviar la tos y la irritación de garganta, ya que contiene unas sustancias llamadas inhibidinas, que le otorgan una capacidad bactericida y antiséptica. Además, ayuda a equilibrar el sistema nervioso y activa el sistema inmune, especialmente en niños y ancianos.

Cebolla y ajo

La cebolla es un remedio natural contra las infecciones respiratorias, siendo de gran ayuda en casos de faringitis, laringitis e infecciones pulmonares. Por su parte, el ajo tiene propiedades antibacterianas y antivirales. Si lo consumimos regularmente, puede servirnos como escudo frente a las infecciones.

Yogurt

El yogurt y las leches fermentadas tienen valor probiótico, que significa “a favor de la vida”. Su función se centra en el intestino humano, ayudándonos a prevenir gripes o resfriados, gracias a que contienen una bacteria llamada Lactobacillus reuteri, que bloquea la multiplicación de los virus que afectan el cuerpo.

Líquidos – té o infusión

Se considera que una ingesta adecuada –casi dos litros diarios- mantiene hidratada la mucosa respiratoria, protegiéndola frente a las infecciones. Por su parte, el té y las infusiones ayudan a descongestionar la nariz. Te recomendamos endulzarlos con miel para potenciar sus bondades.

Lentejas

Tienen un alto contenido de minerales como zinc, potasio, magnesio, vitamina B e hidratos de carbono. Este grano juega un papel muy importante en nuestra alimentación, ya que activa la producción de glóbulos blancos, que combaten las bacterias. Se recomienda un consumo mínimo de dos veces por semana.

La nutrición juega un papel importante en el funcionamiento del sistema inmune, los alimentos ricos en omega-3, selenio, zinc, probióticos, vitaminas A, C y E son los más indicados para aumentar el sistema inmune. Estos favorecen la producción de las células de defensa del organismo de forma más eficiente. 

Recetas que fortalecen el sistema inmune

Consumir jugos de frutas naturales, tés y batidos preparadas con frutas y vegetales, también es una excelente forma de aumentar las defensas del organismo naturalmente. Algunas recetas que pueden prepararse son:

  1. Caldo de pollo

Pon a calentar una olla con 5 l de agua, añade un cuarto de muslo de gallina y el esqueleto de un pollo entero. Déjalo hervir durante una hora, desengrasándolo de vez en cuando. 

Incorpora cebolla pelada, una hoja de apio y un puerro. 

Tápalo y déjalo hervir una hora más. Añade sal al gusto. 

Para acabar, retira del caldo las verduras y la carne –excepto la zanahoria, si quieres, que se puede aprovechar–, y cuélalo.

2. Batido de banana con nueces 

Ingredientes 

1 banana congelada;

1 rebanada de papaya;

1 cucharadita de cacao en polvo;

1 yogur natural sin azúcar; 

1 puñado de nueces;

1/2 cucharadita de miel.

Modo de preparación

Licuar todos los ingredientes en la licuadora y tomar a continuación.

Deja un comentario

Volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: