fbpx

Todo lo que debes saber sobre la poderosa vitamina A

La Vitamina A se encuentra en diversos alimentos y aporta a nuestro organismo beneficios que ni te imaginas. Acompáñanos y conoce todo sobre ella, dónde encontrarla y cómo consumirla.

¿Qué es?

La vitamina A es una vitamina liposoluble (lo que quiere decir que es soluble en grasas y aceites) que el cuerpo adquiere a través de la comida. Esta ayuda a mantener en buen estado la vista, el sistema inmunitario y también la capacidad de reproducción. A su vez, aporta beneficios para el corazón, los pulmones y los riñones, entre otros órganos.

La vitamina A se divide en dos tipos: la vitamina A preformada, que se encuentra en carnes, pescados y productos derivados de la leche; y la provitamina A, que se encuentra en frutas, verduras y vegetales.

¿Para qué sirve?

  • Ayuda al desarrollo de los huesos, los dientes, los tejidos blandos, las mucosas y la piel.
  • Además, está muy relacionada con el acné, ya que la deficiencia de vitamina A en la dieta puede provocar su aparición. 
  • Igualmente, ayuda a la formación de la retina, por lo que se conoce también como retinol.
  • Contribuye a la prevención de enfermedades infecciosas, especialmente del aparato respiratorio, u otras patologías como el sarampión. 
  • Esta vitamina también favorece la producción de espermatozoides y contribuye al ciclo reproductivo femenino, favoreciendo los cambios que se producen en las células durante el desarrollo del feto.
  • La vitamina A se caracteriza por tener también grandes propiedades antioxidantes. Gracias a esto, tiene la capacidad de proteger a las células del organismo de los radicales libres, que son los causantes del envejecimiento, retrasando así muchos de sus signos, síntomas y enfermedades asociadas al paso del tiempo.

¿Dónde la podemos encontrar?

  • Hortalizas (de hoja verde), frutas (sobre todo las verdes, naranjas o amarillas, como el melón o el mango) y verduras (brócoli, zanahoria, calabacín).
  • Productos lácteos.
  • Carnes vacunas y de ave: el hígado de vaca o de pollo tienen una cantidad elevada, por ejemplo.
  • Algunos tipos de pescado, como el salmón o el bacalao.
  • Cereales fortificados.
  • Además, también puede obtenerse mediante suplementos vitamínicos. Los más frecuentes son el acetato de retinilo, el palmitato de retinilo, el betacaroteno o las combinaciones de vitamina A preformada y provitamina A.

¿Cuánto se debe consumir?

Según la Fundación Española del Corazón, las cantidades recomendadas diarias de vitamina A son:

  • Desde seis a 11 meses: 350 microgramos.
  • Desde uno a seis años: 400 microgramos.
  • Desde siete a diez años: 500 microgramos.
  • Desde 11 a 14 años: 600 microgramos.
  • Hombres de 15 años en adelante: 700 microgramos.
  • Mujeres de 15 años en adelante: 600 microgramos.
  • Mujeres embarazadas: 700 microgramos.
  • Mujeres en periodo de lactancia: 700 microgramos.

Además, algunas personas con ciertas condiciones pueden necesitar un suplemento adicional de esta vitamina:

  • Los bebés prematuros, que suelen mostrar bajos niveles durante el primer año de vida.
  • Las personas con fibrosis quística, ya que la vitamina A favorece la recuperación del tratamiento de los problemas intestinales que causa la enfermedad.
  • Los celíacos, ya que, al contar con problemas de absorción de grasas, es posible que no asimilen la cantidad mínima necesaria.

Riesgos

Si quieres saber el nivel de vitamina A que tienes en tu cuerpo, debes realizarte exámenes análisis de sangre. Debes saber que la falta de vitamina A puede hacer a una persona más propensa a contraer infecciones, problemas de visión como la ceguera nocturna o erupciones cutáneas, según la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos.

Sin embargo, su exceso puede causar enfermedades como la anorexia, la pérdida excesiva de peso, la alopecia o los dolores de cabeza muy fuertes. También puede provocar ictericia, pero es algo reversible que desaparece a los pocos días de dejar la ingesta abundante. Ya sabes, nada en exceso es bueno.

Para terminar, te damos más ejemplos de los alimentos que más vitamina A contienen:

  • Lácteos: leche, mantequilla y queso cheddar.
  • Vegetales: zanahoria, brócoli, camote, col y espinacas.
  • Fruta: melón, durazno y mango.
  • Alimentos de origen animal: ternera, pollo, pavo y pescado.

Esta vitamina, como dice el título es bastante beneficiosa y, además, fácil de encontrar, ya que la mayoría de alimentos que la portan son los que consumimos más seguido. Es importante que la consumas, y lo mejor es que puedes hacerlo en el formato que quieras: ensaladas, desayunos e incluso snacks. 

¿Cuál es tu alimento que contenga vitamina A favorito? 

Fuentes: MedlinePlus, Cuidate Plus, Clínica Baviera

Compartir en:

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on email
Share on whatsapp
Share on pocket