Uncategorized

8 recetas con chuño que amarás

El chuño es un alimento ancestral originario de los Andes centrales, específicamente en la zona andina de Bolivia y Perú aproximadamente en el año 800 a. C. Este es el resultado de una técnica milenaria de deshidratación de la papa que permite su conservación por mucho más tiempo. Este no solo tiene grandes beneficios nutricionales que conserva siendo un tipo de papa y otros que nacen del método al que es sometido, sino también un sabor peculiar que es el deleite de muchos.

Los orígenes del fricasé boliviano

El fricasé es un platillo típico boliviano que deleita los paladares más exigentes y gustosos del picante, pues lleva bastante ají. Se trata de un caldo muy popular y hasta insignia de la gastronomía tradicional que llegó a la región a principios del siglo XVIII, gracias a la llegada de las ideas que trajo la Revolución Francesa.

La quispiña, un bocadillo andino muy poderoso

La quispiña es una especie de galleta o bocadillo húmedo hecho a base de harina de quinua que fue creado por nuestros antepasados hace miles de años. Su nombre deriva del verbo quechua k’ispiña, que significa “arrugar”, que lo hayan elegido para esta preparación se puede deber a que en esta se amolda la mezcla en el puño cerrado comprimiendo los ingredientes o como si se arrugara la misma.

Cero desperdicio: 8 recetas para aprovechar los tallos y hojas de los alimentos

Las hojas, tallos y troncos de los alimentos son supuestamente inservibles, pues nos hemos acostumbrado a tirarlos, pero lo que no sabemos es que en realidad se pueden aprovechar en la cocina de muchas maneras. Esto ya no solo se trata de ahorrar a la hora de hacer las compras, sino también de luchar contra el desperdicio de alimentos y de disfrutar del sabor de estas partes que son perfectamente comestibles y que además son muy ricas en nutrientes.

9 raíces y tubérculos andinos que no deberías dejar escapar

La región andina lleva consigo un gran número de cultivos alimenticios que fueron domesticados por pueblos autóctonos hace miles de años, incluso mucho antes de la expansión de la civilización Inca. A través del tiempo, algunos de estos han adquirido importancia global, como la papa (te dejamos el reportaje aquí) y otros no son tan reconocidos, pero siguen alimentando a muchas familias en el territorio. Entre estos cultivos podemos reconocer frutales y granos y particularmente 9 especies de raíces y tubérculos que pertenecen a una familia botánica distinta.